¿QUÉ SON LAS TERAPIAS DE AVANZADA®?

 

Ya no hace falta explorar durante meses o años la manera de pensar del consultante,

con estas terapias en un breve lapso se obtienen resultados espectaculares.

El consenso entre el público en general, y la gran mayoría de los médicos y

psicólogos es que la curación de los cuadros emocionales o psiquiátricos es

necesariamente muy lenta, difícil y sufriente. Desde los comienzos de la

psicología, hasta nuestros días, poco ha cambiado este concepto.

Sin embargo, el efecto logrado con estos nuevos métodos terapéuticos,

desmiente estas creencias arraigadas. Se logra corregir las emociones y

conductas inapropiadas en forma rápida, eficaz y de manera permanente.

 

 

Las TERAPIAS DE AVANZADA® es un nuevo paradigma basado en las neurociencias. La posibilidad de desensibilizar traumas en forma veloz, sin necesidad de un trabajo arduo ni por parte del paciente ni por parte del terapeuta posibilita abreviar la duración de los tratamientos.

Al colocar en la pantalla de la mente un tema problema o disfuncional, que genere una emoción negativa, se produce un desequilibrio eléctrico entre ambos hemisferios cerebrales; objetivable con un mapeo cerebral o con una resonancia magnética funcional. Las Terapias de Avanzada® corrigen este desequilibrio, resolviendo velozmente los síntomas del cuadro clínico. Gracias a ellas podemos tratar con éxito una gran gama de patologías, brindar alivio o curación, de manera veloz y duradera.

 

Todas ellas se pueden integrar fácilmente a los tradicionales métodos de psicoterapia, y lo ideal es tener una variedad por la cual optar en el curso de un tratamiento, de modo que si alguno no funciona – pues no hay método que funcione todo el tiempo para todo el mundo – tenemos una gama de opciones, todas ellas viables e igualmente eficaces.

 

 

TERAPIAS DE AVANZADA®

 

Son un conjunto de entrenamientos basados unas de ellas en la integración de los hemisferios cerebrales y otras en la estimulación de los meridianos de la acupuntura china y en la energía mente-cuerpo.

 

Incluyen procedimientos de tratamiento que se implementan mientras el consultante está sintonizado a su problema, sintonizado al Campo del Pensamiento. 

 

En las terapias de Energía, las emociones negativas son aliviadas a través de una suave activación de puntos de acupuntura específicos, que neutralizan o eliminan las causas energéticas del problema que se está padeciendo y en las Técnicas de Integración Cerebral®, se trabaja por medio de la estimulación alternada de los hemisferios cerebrales por distintos métodos. El resultado de estos tratamientos es objetivable a través de escalas de medición, que se obtienen antes y después de la sesión terapéutica y en las que se mide la perturbación que el tema  produce  antes del tratamiento y después del mismo permitiendo comparar y validar los resultados. 

En estas técnicas, se hace concentrar a la persona al comienzo del trabajo en el problema a tratar, colocándolo de esta forma en el “campo del pensamiento”, campo en el cual están las perturbaciones y en el cual se van a producir las modificaciones. 

 

El consultante sintonizado en este “campo” les asigna un nivel de perturbación subjetiva que se mide en una escala de 0 a 10. Las creencias y los afectos, muy importantes en psicología y psicoterapia, son reconocidos en sus activos y sutiles componentes energéticos en estos procedimientos. 

La terapia del campo el pensamiento integra información y procedimientos de disciplinas tales como acupuntura, sicología y kinesiología aplicada. Incorpora también información de la física cuántica y la biología para construir las bases teóricas para interpretar los rápidos cambios emocionales , y en muchas ocasiones también físicos, que ocurren al aplicarla.

 

 

¿Que es el “campo del pensamiento”?: 

 

Callahan y Callahan ( 1996) postulan que la presencia de minúsculas formas energéticas ( perturbaciones) en el campo del pensamiento de un individuo son las que gatillan el distress psicológico. 

Ya Einstein y Maxwell habían postulado a principios del siglo pasado el concepto de “campo”, concepto ampliamente aceptado hoy en día. Las definiciones de campo con frecuencia remiten a un espacio en el cual líneas de fuerza electromagnéticas o magnéticas se activan. En el área psicológica un “campo de pensamiento” remite a un cúmulo de fuerzas energéticas que actúan como agentes causales que impactan en la conducta y experiencia humanas. 

 

Entenderemos mejor el concepto de “campo de pensamiento” si lo imaginamos como un patrón electromagnético mas que como una estructura química o cognitiva. En un sentido general un campo de pensamiento es una estructura espacial invisible y no física que une energéticamente información neurológicamente codificada en una estructura cohesiva. 

 

Las perturbaciones emocionales pueden ser detectadas dentro del trasfondo del campo del pensamiento de la persona. Las perturbaciones individuales o múltiples dentro del campo del pensamiento son identificadas con los procedimientos diagnósticos específicos usados en esta gama de técnicas. 

Cuando los pacientes piensan o experimentan su problema, entran en resonancia, se “sintonizan” con su campo de pensamiento. La sintonía con este campo es un requerimiento durante los procesos de diagnóstico y tratamiento en este tipo de técnicas, porque ello instantáneamente trae al frente la totalidad de la información energéticamente codificada. 

 

Sintonizarse al campo del pensamiento es análogo a sintonizarse a una estación de radio específica. Cada estación individual tiene su propio set de disc jockeys, propaganda y tipo de música. De la misma forma cada campo de pensamiento contiene su información codificada específica y única, con su respuesta emocional correspondiente. Cada vez que sintonizamos con la estación de radio correspondiente ( campo del pensamiento) aparece el mismo patrón. 

 

Cuando a uno no le gusta una radio particular, se puede cambiar a otra radio (terapia cognitivo-conductual) o bien perseverar para entender porque no le gusta la música de esa radio (psicoanálisis) . Cuando un campo de pensamiento es intrusivo o perturbador su entramado puede ser alterado por estas técnicas hasta obtener los resultados buscados. La realidad contenida en el campo del pensamiento es inmutable, estas técnicas no alteran ni distorsionan la memoria, sin embargo, es como si la programación de esa radio ya no genera distress.

 

 

¿Quienes se pueden beneficiar con estos tratamientos?

 

Los cuadros clínicos que se pueden beneficiar con las Terapias de Avanzada® son numerosos. A grandes rasgos y genéricamente, todos los cuadros no psicóticos, y algunos síntomas de los cuadros psicóticos. Tenemos jerarquías de eficacia. En primer lugar consideremos los Trastornos de Ansiedad.

La ansiedad y sus concomitantes, las sensaciones corporales que provocan la sensación de malestar, de miedo y de angustia, son un subproducto de determinadas creencias disfuncionales, que provocan hiperventilación, que generalmente derivan de situaciones traumáticas no relacionadas por el sujeto con su cuadro clínico prevalente, por lo menos no en forma obvia. Estas técnicas de Avanzada pueden desensibilizar y reprocesar velozmente los recuerdos traumáticos, anulando su patogenicidad, y pueden modificar fácilmente las creencias disfuncionales o negativas que están manteniendo el problema.

 

 

¿Cuáles son los Trastornos de Ansiedad?

 

Veamos primero en qué consiste la ansiedad: es un conjunto de síntomas que presenta varias de las siguientes sensaciones corporales tales como palpitaciones, dolores en el pecho, mareos, vértigo, nudo o “mariposas” en el estómago, temblores, falta de aire, hormigueos, brazos o pierna dormidos, transpiración, sensación de irrealidad, etc, todo ello acompañado de sentimientos de miedo y angustia.

 

 

¿En que cuadros aparece este desagradable conjunto de síntomas?

 

En primer lugar, debido a su aparatosidad, pondríamos al Trastorno de Pánico , que consta de los hoy tristemente famosos Ataques de Pánico que tanto terror generan, volviendo a menudo inválidos a los sujetos que lo padecen, quienes a veces ni siquiera pueden salir de su casa. Este último síntoma, la imposibilidad de salir, y de estar en espacios abiertos, se llama Agorafobia . Estos cuadros, cuyos pacientes deambulan a veces durante años por diversos consultorios psicológicos y clínicos, son controlables en pocas sesiones con estas técnicas.

 

Están luego las distintas Fobias específicas , de todo tipo, desde fobia a insectos o animales hasta viajar en avión o bajar una escalera mecánica. Con frecuencia estos miedos limitan también severamente la movilidad de las personas que los sufren.

 

En el Trastorno de Ansiedad Generalizada los sujetos viven una vida signada por la preocupación constante, con miedos múltiples, referidos a las cosas que pudieran pasar. Si un ser querido se atrasa 15 minutos, la persona con excesiva ansiedad piensa “debe de haber ocurrido lo peor.” Viven con la creencia constante de que “algo malo va a pasar” a ellos o a sus seres queridos.

 

El Trastorno de Estrés Post Traumático, es un cuadro de intensa y variada sintomatología, tanto psicológica como clínica. Se presenta en personas que han padecido traumas severos, y muy a menudo el sujeto no lo relaciona obviamente con ellos. Hay una constelación de síntomas de todo tipo, como ya dijimos, desde psicológicos hasta físicos, tales como flashbacks, estado de hiperalerta, crisis de angustia, indiferencia afectiva, evitación de lugares, dolores de cabeza, trastornos gastrointestinales, ataques de pánico, etc.

 

La Fobia Social, otro de los trastornos de ansiedad, se refiere a las persona que sufren de vergüenza y miedo a la humillación, limitando también la vida social y laboral del sujeto severamente, coexistiendo con frecuencia con el miedo a hablar en público, con el no poder rendir exámenes por el miedo que los paraliza, etc.

 

El Trastorno Obsesivo Compulsivo, es un cuadro severo que consiste en una constelación de obsesiones, dudas y compulsiones. La persona sabe que son ridículas pero no puede dejar de realizar las acciones o tener los pensamientos en su mente, a veces durante horas. (como chequear una y otra vez el gas, lavarse las manos por horas, rumiar acerca de una idea en particular, etc). Este cuadro requiere generalmente de medicación además de estas Terapias de Avanzada® y Terapia Cognitivo- Conductual, para obtener mejores resultados.

 

Los Trastornos de Ansiedad se encuentran distribuidos, entre todos ellos, en más de un 25% de la población. Los Duelos, tanto normales como patológicos, se benefician enormemente de esta técnicas. En el primer caso, aliviando el dolor y abreviando la angustia inicial por la pérdida, y en segundo caso, poniendo en marcha el proceso de duelo normal que ha quedado detenido y congelado en el tiempo.

 

 

¿Qué ocurre con los distintos Cuadros Depresivos, como la Depresión Mayor, la Distimia, etc?

 

Se ha demostrado estadísticamente que estas personas tienen en su historia más traumas y acontecimientos negativos que los grupos control que no presentan cuadros de depresión. Desensibilizar estos traumas es altamente beneficioso. Por otra parte, en la depresión hay una rumiación constante de pensamientos y creencias negativas aparentemente irreductibles, las cuales son abordables con mucho éxito con estas técnicas.

 

Debemos dejar en claro, sin embargo, que en el caso de la depresión, éstas terapias no reemplazan la medicación de ninguna manera, sino que se complementan con ella, reduciendo las dosis o su tiempo de uso así como los riesgos de recaída.

 

 

Otros cuadros psicopatológicos:

 

Existen otros cuadros donde estas técnicas son muy eficaces, como las Dismorfofobias (preocupación exagerada por algún rasgo físico o parte del cuerpo que es vivida como desagradable), los Trastornos Disociativos de la Identidad, las secuelas de abusos sexuales o físicos, los traumas agudos (Trastorno de Estrés Agudo) como los sufridos por las víctimas de violencia o de secuestros, tanto recientes como pasados, etc.

INFORMACIÓN

PRENSA

 

PUBLICIDAD 

SERVICIOS

 

CONTÁCTANOS

FAN PAGE

GRUPO FACEBOOK

ANGELADRIANF@GMAIL.COM

(00 54 9) 351 2377448

TWEETS

FACEBOOK

PINTEREST

SUSCRÍBETE

Ángel Adrián Fernández es marca registrada

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Google+ - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Escanea el Código QR y agenda los datos de contacto